domingo, julio 27, 2008

BATMAN FOREVER (Segunda Parte)


Buenas noches mis queridos Drogos, antes de que la dosis de Ciclobenzapina+Clonazepan me surca efecto, me veo obligado a terminar o redundar en mi comentario sobre esta gran película que es el Caballero de la Noche . Lo de las filas interminables en los cines para ver, vivir, respirar en carne propia, los comentarios de boca en boca que venían precediendo esta hambre de constatar qué tan desquiciada, paranoica, sórdida, bizarra llegaba ser esta película de un héroe de Cómic… ¿Alguien recuerda algo parecido sucedió con SEVEN (Los sietes pecados capitales aquí)?. Me da lo mismo que Pasalaqua le haya puesto un seis, al menos tuvo mas cojones que Ernesto Ayala que tal vez más snob, no se atrevió a ser más jugado con su crítica, porque se trataba de un héroe de comic.

Mucho de los foros hablan de la sensación final es que ganó el mal sobre el bien y ahí esta el punto de este segundo comentario de esta secuela. No entienden que aquí nadie ganó ("Winners takes Nothing"), sino que en la historia como en todas las tragedias (recordemos a Borges), lo que prima es que todo está en su justo equilibrio. Porque cuando Batman aparece en Ciudad Gótica lo que se ve es una sabána con muchos Ñus y antílopes felices de pastar y unos depredadores en retiradas por culpa de este super-come-depredadores que es Batman (Algo así como la Cobra Real de las serpientes, las Hormigas soldado controlan plagas de alacranes, cucarachas y otros bichos dañinos, etc., etc.). Entonces aparece el Némesis de Batman, el caos mismo caminando y encarnizado en el Joker y todos quedan hipnotizados de su maldad, de su locura, de su carisma (recuerden la Cobra Real queridos, que animal más interesante pero intimidante). El Joker es el destino, esa palabra y el azar se repite mucho a través de toda la película. El Joker los que viene hacer es mandar al garete todas esos papeles que iban a meter a los mafiosos en la cárcel, pero eso lo único que se generaría como lo dice Gordon (Gary Oldman), el caos. Porque no solamente la gente "mala" vive a expensas de la Mafia, o ustedes acaso no van a esos famosos resorts o viajan en cruceros levantados con lavado de dinero. Lo sórdido, la tragedia es que esto verdad, el bien no puede vivir sin el mal, si es que realmente existe el Bien y el Mal.

Incluso yendo no más allá, para cerrar la idea, en el Apocalipsis habla de la destrucción del planeta, que los justos se irán al cielo y los malos, los pecadores al infierno, pero si Dios no es tan práctico, porque en ese juicio decide eliminar los malos en vez de encerraros en un supuesto infierno ¿Por qué? ¿Cuál es el chiste? No hay bien ni mal, esta cosa es una sola cosa: una gran sabana donde conviven depredadores y víctimas que a la vez depredan plantas y bla bla.

Es una historia simple, bien contada y con tonos épicos como todas las tragedias griegas, con todos los sino de las obras shaeskperianas, como en SEVEN, como en TAN LEJOS TAN CERCA, el Joker es el encargado de corregir la anomalía y una vez cumplido su canallada, todo vuelve a la normalidad, pero como en toda tragedia, con heridas con cicatrizar y héroe, porque toda tragedia necesita un héroe, uno que nos guíe, que nos sublime como especie, y el héroe aquí es Dos Caras (¿qué Irónico y profético?), debiendo ser Batman, el es que con su muerte cubre la obra de arte de Joker, la corrupción  y traición de los policías, la mafia, la soberbia de semidiós de Bruce Wayne, en fin… como todos los héroes reales, porque para ser héroe, tienes que estar metido por el azar en el lugar menos indicado y hacer algo que nos catalice socialmente a todos.

¿Recuerdan a Arturo Prat? El abogado despechado por los oficiales marinos, levantado héroe cuando debía ser Condell, pero nosotros no creemos en la verdad, nosotros creemos en la Fé, y aquí preferimos creer en Prat y olvidarnos para siempre de todas las cagadas que se mandó William Rebolledo (con culpa o sin culpa, me recuerda el Gordon)en la Guerra del pacífico y toda la sangre que se pudo haber evitado si no se hubiese equivocado.

Así creemos en el Joker y terminamos hablando de él y no de Batman y Ciudad Gótica hablé del Fiscal mártir en vez de Batman. Batman : El caballero de la noche pone las cosas en su lugar. El bien se viste de noche mientras el mal camina y respira a la luz del día, ambos de la mano pero nunca tocándose, como siempre debe haber sido. Como siempre es: Una cicatriz que nace cuando nos cortan el cordón umbilical y que late hasta el día que dejamos de expirar. 

Así ¿Por qué tan serios?

Publicar un comentario