martes, junio 27, 2006

Espero que los Angeles del Rock (¿ó Pop?) me ayuden

Por los que me conocen, es sabido mi adicción enfermiza por escuchar la mayor cantidad de música, en especial que salga de gente que tenga un amor igual de enfermizo por ella (o sea cosas como el reggaeton, sounds y montón de cosas prefabricadas de turno no están dentro de mi menú).
En estos días tengo mi debilidad por el rock, por el insulto, la trasgresión , la soberbia bien entendida (olvídense de esto último. estoy haciendo una falsa apología), pero tengo mi lado dulce, armonioso, mi predilección por la melodía, los arreglos vocales ... Por Brenda lee, los Beatles, Sergei Gainsbourg, Camilo Sesto, Coldplay, My Bloody Valentine...anyway. Tomo la guitarra y quiero hacer algo como Sonic Youth y me sale algo como los Snow Patrol.

Quizás eso es la gran jodienda, ser incorrecto dentro de estas mismas posturas. Siempre he tenido problemas para definir mis gustos personales antes otras personas, sobre toda si estas tienen un vocabulario musical mas pobre que el mío. Puede sonar pretencioso pero es así. Ya no me quiebro la cabeza y digo que me gusta la diversidad, aunque esto bien podría ser que me gusta la música romántica como la cumbia y la trova (Debo confesar que tengo mis temas preferidos en estas tendencias).
Más se complica la cosa a la hora de armar una banda que cumpla estos conceptos y que para variar tengan un hábito de cine y lectura sobre la media.
Que esto me haga especial, patrañas, es lo mismo que un pescador que domina un gran conocimiento de pescados quiere buscar un capitalista que sea pescador y tenga la predilección de pescar cierto tipo de pescado, etc. etc.
La cuestión que ahora la banda somos tres personas que están sonando cohesionadamente mientras el tema no salga de lo instrumental. Ahora si nos metemos en las voces y el formato canción, uf, nos adentramos en tierras oscuras (i´m going to the darklands...).

Por el momento estoy frente a la dura prueba de no ahogarme en el intento y sobrevivir como otras ejemplos de limitados vocalistas que con actitud y buenas canciones pasaron a la otra orilla (llámese los hermanos Reid, Iggy Pop, Kevin Shields, Bobby Gillispie, Bob Dylan, nuestro Jorge González, Elliot Smith, Robert Smith, etc).
Espero que los angelitos se apiaden en este intento.
Publicar un comentario