sábado, febrero 28, 2009

Poema de regalo de la semana #112

Fué una vez escuché a un hombre común decir
 
Fue una vez cuando pretendí cambiarlo todo
Deseché todas las chances
como fotografías abandonadas a su tiempo
tras un cielo blanco que parecía el infinito
en un minuto de locura dibujé toda mi vida
 
Hubo una vez, se suponía cuando niño
me prometí grandes castillos
un gran reino esperando por mí
Fuí tan déspota que de mi voluntad
Fuí derrocado
Perdí algo más que una corona
Perdí el músculo que mueve la sed
hacía el río
 
Ahora en concreto
sigo siendo el mismo niño
menos tolerable mas furioso
con serpientes que muerden
todo el día las muñecas
mientras me inyectan recetas
que prometen que esto sea inocuo
 
Una vez deseé con todo mi corazón
despotricar los diez mandamientos
en un bosque donde nadie vería
mis mentiras creciendo en el follaje
donde por una vez podría estar en paz
con la horrible criatura
en que me he convertido

By Alfredo Poo @Andromeda




Publicar un comentario