domingo, noviembre 23, 2008

REVIVALISMO Y EL ETERNO RETORNO: LOS 80’s


REVIVALISMO Y EL ETERNO RETORNO: LOS 80's

"En Macondo comprendí

que al lugar donde has sido feliz

no debieras tratar de volver"

(Peces de Ciudad – Joaquín Sabina)

 

Hay dos cosas que tiene el Wiki, una: es un buen atajo (anoten programadores), para llegar a un autor o tópico sin que tener que leerte por ejemplo todos los volúmenes de Pascal y citar autores como si manejaras sus obras al revés y al derecho; la mala, que es una buena manera de guardar las apariencias y que parezcas un tipo cultísimo y puedas caer en la flojera y lo peor , en bypasearte varios libros buenos. Claro dirá la mayoría, es imposible leer tanto, bueno por algo es una enciclopedia ¿no? ¿Qué tan exacta? No sé ¿Qué alguien no se cuestionó alguna vez definiciones  de la Espasa, Sopena , etc?.

Bueno a que iba con esto, es que quería buscar una cita buena de Nietzsche para empezar este artículo y no la encontré a la rápida y la verdad no estoy en una etapa que me quiera leer sus obras competas, además que Nietzsche siempre me pareció mejor leerlo cuando estabas en secundaria como Hesse, aunque obvio que ni cagando salía en la malla curricular (así de mala era nuestra educación en los 80 en Chile).

Un Consultor que una vez fue a la compañía donde yo trabajo y que gana millones (bien por él) se jactaba que ya adolescente, leía a Hermann Hesse y yo le respondí que eso no tenía nada del otro mundo, obviamente no le cayó muy simpática mi impresión, pero proseguí con mi opinión, que Hesse es un escritor para adolescentes y jóvenes, por emancipados y rebeldes de sus personajes y esa busqueda de la verdad que venían impregnados sus textos (droga pura para los pendex), de hecho casi todas las obras de Hesse, las leí en ese período y las que no alcancé a leer como "El lobo estepario", no me parecieron ya reveladoras, más bien obvias y pretenciosas,  como cosas  de Nietzsche, además le dije que se fijara en todos los poetas y escritores del siglo XX en Chile y la mayoría descubrieron a Hesse y Nietzche a esa edad o más temprana y todos se jactaban de lo mismo ¡Chao!.

Bueno esto da para otro tema, porque ahora quiero hablar del eterno retorno  de cuanta razón y lucidez tiene Nietzsche respecto a este tema, mala cueva para él, en ese tiempo no existía La Rolling Stone o la Cream, pudiese haber sido tan cool como H.S. Thompson (y lejos más talentoso) en vez de ser un bigotudo misógino, resentido con el kino acumulado.

Una volada: Si Wilde  fuese Bowie, Nietzsche sería Boland.

En fin los 80, los ahora queridos 80, mientras en la década de los 90, los 80 eran mirados como la edad media y los 90 el renacimiento, por lo de los Yuppies, el materialismo, apareció el sida, los famosos Pershing, Ronald Reagan, los contra, el latex, los Atari, las dictaduras pro america y viceversa, Afganistán, en fin, no había Internet y por lo menos acá , las noticias llegaban tan filtradas por eso tanto huevón que dice que los 80 era distinto.

Ahora yo me voy a volcar al fenómeno en chile aunque por revistas españolas me doy cuenta que no es solo una anécdota trasandina (como nos dicen los argentinos). No voy hablar del revival musical que ya se venía dando a fines de los 90.  Pero este tema me salió a flote porque el viernes pasado, parte de nuestra Gerencia salió de día asado a las inmediaciones de la Isla del Maipú, y bueno lo típico, al final de los que quedan, la mitad están dando jugo y el resto esperamos que se le acabe la bencina para que nos podamos ir y al fondo eso típicos set que tanto aparecen en blog para bajar con los mejor de la decada que elijas y que los temas salen 20 segundos y aparece otro. No es mi idea de mix, los odio, pero los oficinistas los adoran, y bueno entre los curados no faltan esas frases cómo:

 "Yo que fui DJ por diez años, puedo decir que la mejor música es la de los 80"

Todos asienten porque obvio vivieron su época intensa en los 80 (entendamos este término entre los 12 a 30 años). Situación que hace una decada atrás con el grunge y la música "Alternativa" como moda, el rock latino y los 80 eran un sacrilegio, algo kitsch. En ese tiempo los 70 la llevaban, todos querían tener un Marshall plexiglás,  todos querían usar válvulas, los electrónicos recuperaban los sonidos analógicos de los cacharros botados por sus pares de los 80 y se acabo la era del preset y los sonidos FM, de los Chorus, los Flangers y las mezclas con demasiada Reverb (seguro Lexicon). Los 80 sonaba con una película mal parida como "Less than Zero" que es un asco y nada tiene que ver con el libro de la cuál se inspiró.

A mi toda esta diarrea ochentera me parece una secuela similar a esa película que la vi por DVD a principios de este año, después de haber releído el libro y la decepción fue tamaña a las conversaciones como la mencionada anteriormente, los foros y las constantes invitaciones que te llegan por e-mail a participar de facciones que remiten a esta época.

No reniego que fue mi época de juventud, donde descubrí muchas cosas, pero no soy tan imbécil como para dirimir que un hippie, un Mod, un punk va decir los mismo de su época porque eso atañe más a un tema empírico que algo superlativo.

Ahora igual estoy en contra de los críticos y detractores, que dicen que fué una edad oscura culturalmente hablando, claro no fue el verano del 77, no fue Seattle a principios de los 90, ni ese tramo del 66 al 74, pero fue más constante y de forma in crescendo se desarrolló una corriente contracultural muy rica.

En los 80 nació o mejor dicho se desarrolló el concepto Alternativo, las radios universitarias, todo impregnado del legado del verano del 77 y su "Hazlo por tu mismo", nació el Indie: Fanzines, ranking independientes, radios piratas (ver la película Pump Up the volume) y sobretodo los sellos pequeños (4AD, Wax Trax, Factory, Dischord, Mute, Beggars Banquet, Creation, por nombrar los primeros que se me vienen a la mente). Todas esas bandas que estos tipos nostálgicos que no escucharon y que acunaron el sonido que sus hermanos e incluso parte de ellos, se gestaron en esta época (Desde el Trash, la electrónica, la bodymusic, gothic, la no wave, noise, house, techno hasta el soul blanco).  Pero este tipo de fenómenos ya se había repetido desde a principios del siglo, ya sea Jazz, el Ragtime, el Soul, el Blues, rock and roll, doo woop, Kraut rock, concrete music, las corporaciones o sellos como BROADCASTING, la Motown, la Atlantic y la lista no para.

Como decía Nietzsche y Borges, las cosas tienden a repetirse eternamente, lo distinto de ahora, pienso yo, que con tanta información, la humanidad necesita una urgente desfragmentación de su disco duro porque los intervalos de Revivalismo están siendo cada vez más rápido, ya no son los 15 minutos de Fama de Warholl si no que los 15 frames por segundo.

Estamos en la edad del agobio y la paranoia y todos huyen al bosque, al bosque electrónico eso si. Los flaites al Fotoblog, los mediáticos tipo Radiocarolina al myspace y como manada a la transversal y bendita Facebook.

Aquí nace gran parte de esta pandemia de recordar los 80 y los GIT, los enanitos Verdes, Miguel Mateos, Valija Diplomática y otros que eran innombrables en los 90, salen en gloria y majestad a la palestra y junto a la tecnología de ahora (en ese tiempo no existía los karaokes, Torrents, los Mp3, los Notebook, el Traktor, el Itunes, IPod ni menos las proyectoras, ni mencionar la plata), ahora los sobre los 30 hasta los de los 50, nos podemos tomar nuestro personal PEGGY SUE, SU PASADO LA ESPERA.

Ahora Facebook tuvo harto que ver con esto, una interfase tan kitchs como los 80 y que hasta la mamá mas perna puede utilizar sin necesidad de preguntarle a su hijo chico, la red se infestó con esto nuevos allegados así como aparecieron nuevos usuarios en el metro cuando partió el Transantiago.

Pienso (si es raro, pero lo hago)  si yo hubiese tenido toda esta tecnología y liquidez en ese tiempo, cuál diferente hubiese sido la manera de canalizar mis ideas, con la diferencia que en ese tiempo con la ignorancia (perdón la inocencia), la capacidad de asombro, dolor, felicidad y escepticismos no hubiesen sido poses y porque por mal que la pasé gran parte de los 80, realmente la vida era un ultra vivid scene. Tal vez el revival viene a ser un ánima en pena que viene a cobrar justicia por las cosas que pudiesen haber sido (¿Les suena esto?).

"No hay peor nostalgia que recordar lo qué pudo haber sido" dijo Sabina, cuanta verdad hay en eso, pero que yo sepa no hay una droga general para curar dicha pandemia y cada cierto tiempo, los fantasmas vuelven a cobrar cuentas pendientes.

Será mejor que los nostálgicos vean Peggy Sue de F.F. Coppola y aprendan como la protagonista que el pasado tiene sus aristas pero como dice Bolaño, por querer olvidar, terminamos olvidando todo y claro así es rico recordar algo que no fué (claro, esto último es una cosa tan humana también).

Mejor sustentarse en lo atemporal, en  lo imperecedero, lo que es a un río un afluente, por ese lado llegaremos al mar de la sabiduría, independiente al cual océano llegue uno o logre a lo menos divisar antes que el Caronte nos venga a buscar.

Nos vemos en la vuelta de la esquina, los "mejor" de los 90 nos esperan.

 

Dato Freak: Stuart Leslie Goddar el otrora famoso y ultrasexy frontmant de los ochentenos Adam and the Ants hace poco lo encerraron en un psiquiátrico. El alegó en los diarios que no estaba loco. Seguramente debe estar pensando que los 80 fueron su  mejor época. Aunque mi canción favorita la registró el 95: Wonderful.


ALFREDO POO





Publicar un comentario